La Fundación Ángel Rivière da la bienvenida a Specialisterne

Aunque pocos lo saben, Specialisterne ha llegado a España, y ya está funcionando al modo escandinavo, con discreción,
metódicamente. Se trata de una noticia de enorme importancia para nuestro país,
en donde lamentablemente la crisis y el desempleo ocasionan todavía mayores
dificultades –si cabe- para que las personas con autismo puedan encontrar un
trabajo.

Specialisterne es una empresa
creada hace 10 años por el danés Thorkil Sonne, que tiene el objetivo de crear
un millón de empleos en todo el mundo para personas con un trastorno del
espectro del autismo. Sonne tiene un hijo con TEA, por lo que conoció de
primera mano las habilidades especiales que tienen estas personas. Entonces
pensó que es una pena que todo ese talento se pierda, que la sociedad no pueda
aprovecharlo. Se puso manos a la obra, hipotecó su casa, y creó la empresa que
ahora se está extendiendo por muchos países (
Estados Unidos, Reino Unido, Irlanda, Austria, Suiza,
Alemania, Noruega, Islandia y Polonia)
, con gran éxito, como
testimonian numerosos artículos en los medios de comunicación
 más destacados
del mundo.





Specialisterne es una palabra en
danés que se traduce como “los especialistas”, en alusión a las habilidades
especiales de las personas con autismo,
atención al detalle, habilidades lógicas y analíticas muy
desarrolladas, capacidad superior a la media para concentrarse durante largos
períodos de tiempo, diligencia y  tolerancia cero a los fallos.

El logotipo de la empresa es la semilla del diente de león,
una planta que, pese a ser considerada como una mala hierba cuando crece en los
céspedes de los jardines, tiene en realidad muchas cualidades gastronómicas y
medicinales. El simbolismo es obvio, se trata de fijar la vista en las
características positivas, no en las negativas, y lo mismo ocurre a la hora de
evaluar a las personas.

Specialisterne se ha instalado en España hace muy pocos
meses, poco antes del verano. Sus primeras oficinas se encuentran en Sant Cugat
del Vallés (Barcelona), en ESADECREAPOLIS en un entorno universitario y de empresas de alta
tecnología. En septiembre de 2014 tiene previsto abrir sus oficinas en Madrid.




El método

Specialisterne  entrevista a los candidatos, que pasan unas
pruebas con un robot, el Lego mindstorms. Los que superan la prueba se enrolan
en un curso que dura cinco meses, siempre en grupos pequeños, de 12 personas
como máximo. Una vez terminado el curso, los que son declarados aptos se
incorporan a la empresa como “consultores”. A partir de ahí Specialisterne les
busca un destino de trabajo que se ajuste a su perfil, y se ocupa de la adaptación
de esa persona al entorno laboral.

Esto es lo que dice
Specialisterne de sus consultores: “
Nuestros consultores tienen una capacidad para los detalles
que es insuperable. A esto le llamamos la “ventaja del autismo” y es nuestro
argumento clave de venta”. Y estas son las cualidades que destacan al
ofrecerlos a las empresas, ya que los presentan como personas que pueden hacer
las siguientes tareas:

  • Concentrarse
    durante períodos más largos de lo habitual
  • Perseverar
    en tareas o acciones repetitivas
  • Reconocer
    patrones
  • Detectar
    desviaciones en datos, información y sistemas
  • Prestar
    mucha atención a los detalles
  • Optimizar
    los procesos
Durante el curso, los candidatos a consultores reciben
formación en pruebas de software, control de calidad, limpieza de datos,
migración de datos, etc. También se les prepara para adaptarse a entornos
laborales y el trabajo en equipo. Aproximadamente un 30% de la formación consiste
en prácticas tuteladas en empresas. En general, los consultores son destinados
a empresas de alta tecnología, sector en el que el paro es muy bajo, apenas un
4%. Además las personas con autismo se mueven como pez en el agua en los
entornos informáticos y de tecnologías de la información. También trabajan en
control de calidad y tareas similares, éstos son algunos ejemplos y casos

En Specialisterne respetan las particularidades de sus empleados
con TEA, ya precisen una flexibilidad de horarios, o un cierto aislamiento de
ruidos o luz, para aquellos casos de hipersensibilidad sensorial, muy común
entre las personas con autismo. Y advierten de estas condiciones a las empresas
que los van a emplear.

Creemos que la llegada de Specialisterne a España es un acontecimiento de gran trascendencia para la población adulta con TEA y sus familias. La Fundación Ángel Riviére, como organización que trabaja con adultos con autismo de alto funcionamiento, sabe de la necesidad que éstos tienen de estar inmersos en una estructura para alcanzar una buena calidad de vida. Por estructura queremos decir que la persona se mueva e interactúe en lugares como el colegio, la universidad, o el trabajo. Y sabemos mucho también de la gran dificultad que encuentran las personas con autismo a la hora de buscar empleo. 


Es por eso que damos nuestra más cordial bienvenida a Specialisterne y nos congratulamos de su presencia en nuestro país. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top